. 0 Artículos VACÍO

Bebedero automático para perros

Guia de los mejores bebederos automáticos para perros y gatos

 
Bebederos con y sin presión, ¿cúal elegir ?
 
Los bebederos automáticos tienen un funcionamiento muy simple, parecido a la cisterna de un water. En el interior de la caja hay un flotador que cierra el paso del agua cuando ésta ha llegado a un determinado nivel. Pero, atención, no todas las boyas son iguales. Si queremos conectar el bebedero a la red de agua urbana la boya o flotador tendrá que soportar alrededor de 3 atmósferas de presión. La mayor parte de bebederos medianos y grandes montan boyas que aguantan esta presión, pero los bebederos pequeños suelen llevar flotadores más pequeños que solamente podremos conectar a un depósito. Si conectamos un bebedero con boya de baja presión a la red urbana, el flotador no cerrará y tendremos un problema.
 
Bebederos pequeños o grandes según el tamaño de nuestro perro
 
Es muy importante que compremos el bebedero automático adecuado al tamaño de nuestro perro. Se trata de un artículo con muy poco desgaste, lo único que puede romperse es el flotador, y puede durar muchos años. Razón de más para comprar el más adecuado al tamaño de nuestro perro.
Los bebederos de tamaño pequeño son para gatos y perros pequeños. No hay una regla fija porque también dependerá de la forma del hocico, pero no suelen ser adecuados para perros de más de 15 kg. Un perro más grande también podrá beber, pero no lo hará cómodamente y, como hemos dicho, el bebedero puede durar años.
 
Bebederos de plástico, de aluminio y de acero inoxidable
 
Los bebedero de plástico ABS son resistentes porque están fabricados con un material con una cierta absorbencia a los golpes y su gran ventaja es el precio. Pero, a pesar de todo, el riesgo de que se puedan romper es evidente.
Los bebederos de aluminio o de acero inoxidable son irrompibles y a prueba de mordiscos, aunque los perros no suelen hacerlo. También son más caros, pero hay que pensar que es una inversión a largo plazo porque lo único que tendremos que cambiar si se estropea, es el flotador. Aluminio y acero inoxidable son igual de resistentes, pero el aluminio suele perder el brillo y la superficie es más rugosa. Si el agua lleva mucha cal, en los de aluminio suelen aparecer manchas grises provocadas por una reacción química del material que no tiene mayor importancia. El único inconveniente de los bebederos de acero inoxidable es su precio. Son los más caros, aunque volvemos a lo mismo, se trata de una inversión a largo plazo.
 
Nuestra recomendación según el tamaño del perro:
 
Gatos y perros hasta 15 kg de peso o hasta 12 kg (si tienen el hocico muy ancho):
 
Perros de más de 15 kg de peso